Disfunciones sexuales

En este sentido, la fisioterapia supone un papel muy importante, ya que complementa a la terapia médica y psicológica, desde el punto de vista de la aplicación de diversas terapias físicas. Los distintos tipos de disfunciones sexuales femeninas son: 

-     Disfunción orgásmica primaria, haciendo referencia a las mujeres que nunca han percibido la sensación fisiológica de un orgasmo. El papel de la fisioterapia en este problema es reactivar y mejorar el control y la sensibilidad de todas las estructuras que forman parte del acto sexual (movilidad pélvica, fuerza de los músculos pélvicos, respiración,…) a través de diversas técnicas (masaje vaginal, ejercicios suelo pélvico, ejercicios respiratorios,…..)

-    Disfunción orgásmica secundaria, haciendo referencia a las mujeres que han perdido las sensaciones de un orgasmo por diversas razones, como paridad, puerperio, cirugía vaginal…..Desde la fisioterapia distinguimos una fase de información, otra fase de trabajo muscular , y una última fase de trabajo postural global, contando cada una con diversas técnicas.

-    Dispareunia, haciendo referencia, una vez que descartamos que sean causas orgánicas, a cicatrices dolorosas por episiotomía o cirugía vaginal. Desde la fisioterapia, utilizamos el masaje desfibrosante, los estiramientos, la crioterapia, los ultrasonidos y la electroterapia, con excelentes resultados.