Fisioterapia en embarazo

La fisioterapia es una disciplina que, en este campo, ofrece tratamientos, que abarcan desde la preparación al parto como la recuperación posparto.

Respecto a la preparación, lo que nos ofrece el Centro de Fisioterapia Susana Sánchez es una completa preparación del cuerpo para los diversos cambios que se producen durante el embarazo, y después. Las técnicas a través de las cuales vamos a realizar esta preparación son ejercicios de flexibilización, importantes para evitar los acortamientos musculares y mejorar la postura; ejercicios de potenciación o fortalecimiento muscular, donde vamos a preparar la cintura escapular (escápula-hombro) y la cintura pelviana para aprender una correcta postura que, a largo plazo, nos ayude a la correcta lactancia, y por tanto, a disfrutar de este momento con nuestro bebé. También aprenderás y practicarás las diferentes posturas que facilitan la correcta dilatación y los momentos en los que tomarás una postura u otra, favoreciendo aspectos tan importantes como la bajada del bebé en ese momento, disminuyendo el dolor en ti misma, y haciendo que la dilatación sea más controlada, y por tanto, más activa. Así mismo, aprenderás ejercicios respiratorios, tan importantes para controlar y aliviar las tensiones durante el embarazo, durante las contracciones, así como la vitalidad de saber qué técnicas respiratorias son necesarias para la fase de expulsión.

Este aprendizaje se completa con las clases para padres y madres y el masaje perineal. En las clases para padres y madres, hacemos partícipes a los papás, suponiendo son el otro pilar vital durante este proceso, de manera que aprenden como ayudar a la mamá durante el proceso de dilatación, a controlar las respiraciones, y transmitir seguridad adecuadamente mediante el masaje y los estiramientos. Respecto al masaje perineal, supone una herramienta indispensable que, en muchas ocasiones, contribuye a evitar la episiotomía. A través de este masaje, aportamos elasticidad a la musculatura del suelo pélvico (los tejidos circundantes a la vagina), reduciendo, por tanto, el riesgo de desgarros durante el parto, y así, que su recuperación sea menos dolorosa. Este masaje, en el Centro de Fisioterapia Susana Sánchez, lo enseñamos tanto a la mamá y al papá, para que así la preparación sea completa y eficaz.

Además, en este centro damos tratamiento a la embarazada para otros tipos de dolencias tan comunes en éstas, como son los intensos dolores de espalda, en concreto, en la región lumbopélvica. Con frecuencia, este inconveniente aparece hacia la 25 semana de gestación, prolongado, en ocasiones, más allá del parto. Para ello, la fisioterapia tiene técnicas obstétricas que muestran a la mujer los ejercicios adecuados para la prevención de esta patología, así como las posturas. En cuanto al tratamiento, constaría de una parte de termoterapia, masoterapia y vendaje neuromuscular.

¿Cuándo tengo que comenzar este aprendizaje? Los expertos recomiendan empezar en el segundo trimestre del embarazo, para así preparar adecuadamente todos los aspectos descritos.

¿Por qué es tan importante contar con el tratamiento fisioterápico para la preparación al parto y la recuperación postparto? Porque estar preparada, tener conocimiento de qué cambios se producen en tu cuerpo durante el embarazo, cómo afrontar el momento del parto, cómo recuperarte adecuadamente tras el parto, te ayudará y ayudará a tu bebé para que puedas disfrutar, conscientemente, de ese momento único de tu vida.

Tras el embarazo, en el Centro de Fisioterapia Susana Sánchez, se realiza una valoración completa a todos los niveles, teniendo en cuenta si el parto ha sido por vía vaginal o mediante cesárea. En general, es muy importante que la paciente recupere el tono y la fuerza de su musculatura abdominal, la cual tras todo el proceso del embarazo, está muy débil. Además, si el parto ha sido vía vaginal, es probable que al principio haya perdida de orina, debido a la progresiva recuperación de la musculatura del suelo pélvico. Es en este momento cuando el aprendizaje de la gimnasia abdominal hipopresiva juega un papel vital para la completa recuperación muscular del suelo pélvico y la musculatura abdominal, y así evitar graves problemas venideros. De igual modo actuaremos si el parto ha sido mediante cesárea, añadiendo el tratamiento de la cicatriz abdominal.