Lesiones Ligamentosas

Éstas son las que incluyen la torsión, la rotura, o el desgarro de un ligamento, el cual debido a un traumatismo, supera su longitud normal, provocando, dependiendo de la gravedad, derrame sanguíneo, acompañado de inflamación y limitación de la movilidad a causa del dolor, hasta una articulación inestable. El trabajo de una lesión ligamentosa pasa por el masaje profundo de Cyriax en el ligamento/s afectado/s, movilización pasiva de la articulación/es que comprometa ese paquete ligamentoso, descarga muscular con tratamiento de puntos gatillo, y si es necesario, eletroanalgesia (alivio dolor).