Puntos Gatillo

Se trata de zonas muy localizadas en el tejido muscular o en su inserción miotendinosa, las cuales se palpan en forma de bandas duras (hipersensibles) que causan dolor, teniendo éste la característica de ser de origen profundo, constante y que puede producir efectos de excitación a nivel del sistema nervioso central, originando a menudo un dolor referido hacia otras zonas dependiendo de la ubicación del punto gatillo. Los puntos gatillos pueden activarse por sobrecarga, esfuerzos, fatiga, trauma/golpe directo, cambios bruscos de temperatura; también se pueden activar, indirectamente, por la presencia de otros puntos gatillos, enfermedades viscerales, articulaciones artríticas, y tensión emocional.

En el Centro de Fisioterapia Susana Sánchez las tratamos a través de varias técnicas, como el estiramiento activo, el estiramiento pasivo, la técnica de compresión isquémica, técnicas invasivas como la punción seca, tratamiento del punto gatillo a través de la liberación fascial (fascia) mediante la inducción miofascial, entre otras.

PUNTO GATILLO